Los orígenes del festival

En el mes de noviembre de 1994 se realizó en Viena la Asamblea General del CIFEJ (Centre International du Film pour l´Enfance et la Jeunesse).

En esta reunión, celebrada en Viena, se propuso la organización de la Segunda Gira Itinerante de Cine para Niños en Latinoamérica, esta gira ya se había llevado a cabo años anteriores. En esta reunión, se mencionó la posibilidad de llevar la gira a México y organizar la primera edición del Festival de Cine Infantil en nuestro país.

La propuesta de la Gira Itinerante y la primera emisión del Festival en México consistió en proyectar 6 largometrajes de América Latina, Europa y Canadá en 35mm, mismos que fueron seleccionados por el Coordinador de la Gira de CIFEJ en Montreal y dos miembros latinoamericanos. Asimismo, se incluyeron tres cortometrajes mexicanos para que se exhibieran en esta gira: El árbol de la música de Sabina Berman, Aguas con el botas y Raramuri de Dominique Jonard.

La Gira itinerante en los países Latinoamericanos (Colombia, Uruguay, Brasil, Argentina, Venezuela y México) fue muy enriquecedora, ya que permitió que el público infantil pudiera gozar de un cine de calidad en 35 mm y establecer un intercambio de producciones infantiles realizadas en los países de los distintos continentes.

La primera edición del festival

En el caso de México, la gira permitió que se estableciera la primera edición del Festival Internacional de Cine para Niños (...y no tan Niños), gracias al apoyo de CIFEJ, siendo este proyecto propuesto, organizado y coordinado por Liset Cotera, miembro individual de esta Organización No Gubernamental y con el valioso apoyo de diversas instituciones en México como: Dirección General de Actividades Cinematográficas de la UNAM, Instituto Mexicano de Cinematografía, Cineteca Nacional, Fundación Carmen Toscano, entre otras.